12 novias para los 12 meses del año

Por fin: las espaldas al aire que no necesitan de un top superpuesto, ni una malla de encaje, ni siquiera una capita o una chaqueta. Julio es un mes cálido y lleno de luz y color: aprovéchalo con vestidos de moda minimalistas, que no requieran adornos, que te permitan sacarle todo el partido a la luz del sol con destellos flanqueando los hombros, como este vestido de Rosa Clará con tirantes que se cruzan en la espalda simulando un cut-out circular.

Aunque agosto aún sea un mes popular para casarse, el descenso en el número de bodas se nota de forma significativa a partir del tercer fin de semana de julio, entre otras cosas para evitar que la fecha de la boda coincida con las vacaciones de los invitados, y así no forzarles a modificar sus planes. Agosto, además, es súper caluroso: perfecto para bodas playeras o en zonas de costa, con vestidos fiesta de novia ultraligeros que jueguen al despiste gracias a la textura exterior, como este de Austin Scarlett.

El mes de septiembre se considera tradicionalmente mes de recolecta y cosecha, un hilo conductor que puede inspirar desde la decoración de mesas y la composición del menú, hasta el ramo de novia con espigas y frutos, o vestidos largos, como este de Matilde Cano con mangas a la muñeca de tul plumetti rematado en encaje y diseño de línea ‘A’ de corte imperio.

En un mes tan bonito como este es casi imposible que no aproveches parte del día para estar al aire libre, en un parque o en plena naturaleza, ya sea haciéndote fotos con tu vestido de novia sobre un fondo de hojas de color escarlata y doradas, ya sea con un pequeño cóctel previo a la cena. El vestido: mejor si es un poco abrigado, o con piezas desmontables que vayan integradas en el propio traje, en lugar de separates. Nuestra sugerencia: este traje de novia de ensueño con cuello alto y manga tres cuartos en la capa exterior, de la colección de invierno de Reem Acra.

Se llevan las líneas puras y minimalistas, que hablen ya de invierno y nieve, con detalles de temporada que aporten calidez como por ejemplo las plumas, como las que adornan este vestido con cola larga de Pronovias.

Volvemos casi a donde habíamos empezado: el invierno y la Navidad. Las novias que se casen dentro de doce meses tendrán la suerte de dar el ‘sí quiero’ en uno de los meses con una magia y energía más especiales de todo 2017. Época de buenos deseos, amor y celebración. Para cerrar el año, nos encanta este traje de novia wrap de Naeem Khan, con borlas de piel blanca en las mangas y en la cintura.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *