A la Toro de Fiat le dieron la cana en Córdoba

Una experiencia original lleva a cabo Plan Fiat Chrysler Automobiles con su nueva camioneta mediana-chica Toro: en plena preventa y sin que se la viera en ninguna concesionaria oficial, debutó como móvil de la policía cordobesa, junto a la Clio Mio de Renault y a la Strada también de la marca italiana.

Lo novedoso es que el primer test drive lo hará la policía en un terreno variado y exigente como el de la Docta, antes que los usuarios hayan podido conocer esta camioneta mezcla de tamaño mediano y chico, de pick up y SUV, de fuerza y velocidad, de agilidad de desplazamiento y tracción, que puede ser para trabajo o para ocio. Es un vehículo que se inspira en el renglón ascendente de la demanda automotriz, como el de los utilitarios confortables, pero busca crear un perfil de cliente aún no determinado. Que disponga de 500 mil pesos y quiera alternar en un solo modelo varias prestaciones: de aventura, deportivas, familiares, laborales, individuales, formales o informales.

Los diseñadores de vehículos que trabajan en el Polo de Desarrollo Giovanni Agnelli, de Fiat Chrysler Automobiles (FCA) Latam, observan por los ventanales de las oficinas del municipio brasileño de Betim, en la región metropolitana de Belo Horizonte, del estado de Minas Gerais, las ondulaciones de las calles que flirtean por los morros, donde autos, utilitarios, camiones y autobuses conjugan fuerza, tracción, agilidad para desplazarse en un tránsito intenso, aceleración, freno, que homogeinicen un terreno cambiante.A la Toro de Fiat le dieron la cana en Córdoba

De esos tableros y de la línea de producción de FCA en Pernambuco vio la luz la Fiat Toro, actualmente y hasta el jueves 23/06, en preventa en Argentina, que no es ni chica ni mediana, no tiene un perfil definido de trabajo ni de paseo, no es pickup (SUP) ni SUV sino ambas, lleva al Chrysler-Jeep en su genética pero con el picante de la marca italiana de autos. Fue construida sobre la plataforma global Small-Wide, ampliada por ser modular y flexible. Se consiguió así una carrocería mayor, con compartimiento de carga, formando una reforzada estructura monobloque, que permite una capacidad de carga de 1 tonelada, como los modelos medianos. La imagen del plan Fiat Toro es inmanente a la estética frontal, ya que las ópticas se parecen a los ojos del animal. Cierran la pick up el portón trasero, dividido en el centro para la apertura lateral de las puertas y accesorios que amplían el largo a fin de tornar más práctica la carga y descarga de mercaderías o cualquier objeto.

¿Una crisis de identidad? No, la idea fue inventar un subsegmento, y un poco se vislumbró en el lanzamiento oficial organizado por la marca en el sur argentino, en El Calafate, provincia de Santa Cruz.

En todo caso, hay una experiencia de posicionamiento intermedio dentro de la ascendente presencia de las camionetas en el rubro vehículos livianos, que busca un nuevo perfil de cliente, y Toro en cuanto a tamaño se ubica por encima de la directa competidora de Renault, Duster Oroch.

Armar el identikit del usuario que se vea reflejado en una camioneta no tan chica ni tan grande, maniobrable, cómoda, con fuerza, todoterreno, dotada de tecnología de primera, llenaba de dudas a los fabricantes, hasta que a alguien se le prendió la lamparita: ¿y si fuera ensayada como móvil policial en una provincia de características topográficas como Córdoba que conjuga todas las variantes de desplazamiento y las prestaciones (agro, industria, turismo, calles asfaltadas, caminos de sierra, etc)?